19.6.10

Cien

Para mimarlos como si no existiese nada más bonito en este mundo. Para pelearnos hasta perder los papeles. Para sacarte de quicio porque yo quiera irlos a recoger del colegio pasando antes para comprar una caja de cereales, mientras tú no crees que sean tan importante esa dichosa caja. Para tener una sonrisa cada noche al acostarnos creyendo que estamos dejando algo bonito a esta mierda de mundo. Para continuar con las ganas de vivir pensando en cómo hacer más agradable el mundo donde van a vivir. Para cocinar para ellos y que crean que no hay mejor comida que la de su casa. Para que yo los intruya en una infinidad de tonterías y tú juegues a pintarlos como si fuesen princesitas. Para rebozarlos con un poco de huevo, echarles pan rallado y cocinarlos como si de unos calamares se tratase. Para esclavizarlos en una fábrica clandestina de zapatillas, o tenerlos fregando todos los platos que seamos capaces de manchar hasta el día del juicio final. Para que caven una mina y poder vivir el libro de Blancanieves, o vestirlos todos iguales y ser como Wonka en su fábrica. Para lanzarlos como si fuesen pelotas de rugby, jugar con ellos al futbol o enseñarles a bailar desde pequeños hasta que se conviertan en el terror de las niñas. Para cualquier locura que se te ocurra. En serio, los usaremos para lo que tu quieras, pero esta noche te voy a hacer cien bebés como mínimo.

1 comentario:

  1. Vamos a tener cien bebés y dejar los clichés pa otro día.

    ResponderEliminar